La voz de la juventud española está en la calle

Publicada Mayo 27, 2011 in Politica, Sociedad

MARIELA PÉREZ VALENZUELA

El desempleo juvenil es prácticamente una epidemia, lo que ha llevado a protestas juveniles en diferentes países, sobre todo en los últimos meses en España, donde ese grupo de la población, el más afectado por la desocupación en la Unión Europea (UE), se mantiene en las calles para reclamar su derecho a un trabajo y a una vida más digna.

Después de varias jornadas de grandes manifestaciones pacíficas por la falta de empleo, casa y oportunidades, el movimiento juvenil, entre los que se encuentran también los estudiantes, ha ganado fuerza en ese país, con un 42% de paro entre las muchachas y muchachos, el doble que los adultos, que a su vez duplican la cifra de desempleo que la media europea.

A finales de este mes, lo que comenzó con protestas en unas pocas ciudades se ha extendido a una veintena de ellas, tras el desalojo de la emblemática Puerta del Sol de Madrid de los jóvenes acampados allí para exigir que las autoridades solucionen sus principales problemas.

A esta iniciativa liderada por el colectivo Juventud sin Futuro –surgido en varias universidades españolas-, se unen otras miles de personas de diferentes edades, quienes manifiestan no sentirse representadas y demandan un cambio del modelo económico y social imperante bajo el gobierno de José Luis Rodriguez Zapatero.

“Somos el pueblo y tenemos derecho a expresarnos. Nuestra lucha es abierta, pacífica y válida”, aseguran quienes se han fusionado en esta lucha en ciudades como Valencia, Alicante, Zaragoza y Barcelona, Santiago de Compostela, Sevilla, Almería y Salamanca.

Estas protestas en España contra el desempleo juvenil, los salarios bajos y los recortes presupuestarios en educación son una muestra de la agonía que sufren millones de jóvenes en el mundo.

Uno de cada tres miembros de la población juvenil mundial de 1,1 mil millones de personas entre 15 y 24 años está buscando trabajo sin éxito, ha abandonado esa búsqueda o si está empleado sobrevive con menos de dos dólares diarios, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT).


Situación que se agrava por el hecho de que el crecimiento de la población juvenil en los últimos años no se corresponde con la disponibilidad de empleos.

Analistas políticos coinciden en que estas multitudinarias protestas en España son las primeras en muchos años, en las que los estudiantes, jóvenes y otros grupos de la población, han criticado la gestión del Gobierno y de los partidos políticos tradicionales.

“Un futuro digno para la juventud” y que la “crisis la paguen los capitalistas” rezan las pancartas que llevan los manifestantes en fotos que recorren el mundo.

Tohil Delgado, secretario general del Sindicato de Estudiantes, al argumentar el por qué de estas protestas afirmó a medios en su país que “tenemos la puerta cerrada en el frente laboral, con un millón de jóvenes en busca de trabajo y los empleos que hay son precarios, temporales y sin garantías”.

Delgado culpó al presidente del Gobierno, Rodríguez Zapatero, de traicionar a los millones de trabajadores y jóvenes que confiaron y votaron por él en las pasadas elecciones generales.

Los jóvenes han hecho saber, a través de sus declaraciones trasmitidas por la televisión y otros medios, que continuarán saliendo a las calles pues no son los responsables de esta crisis y, por lo tanto, se niegan a ser sus víctimas.

José García Montalvo, catedrático de Economía de la Universitat Pompeu Fabra, advierte que el problema más importante es la repercusión futura que tendrá el desempleo.

“Los jóvenes que acceden al mundo laboral en un momento de recesión económica tienen, a lo largo de su carrera laboral, asegura, menores salarios, más periodos de desempleo y mayor sobrecualificación que los que acceden en un momento de expansión”.

Según la oficina estadística de la Unión Europea (UE) Eurostat, casi uno de cada dos jóvenes no tiene trabajo, lo que equivale al 43,6% de los menores de 25 años.

Esto sitúa a España a siete puntos porcentuales de Eslovaquia, el segundo país del grupo con esta situación.

Las protestas de las últimas semanas en España han sido, sin duda, las más numerosas, pero también miles de jóvenes han salido a las calles para decir “basta” y demostrar su descontento con un sistema que a decir de muchos se los ha quitado todo en el Reino Unido (por los recortes del Gobierno), Grecia, Portugal (contra la crisis), Francia, Italia…

Be Sociable, Share!

No Response to “La voz de la juventud española está en la calle”

Leave a Comment

*