Día Mundial del Agua: acciones concretas para mejorar la calidad de vida

Publicada Marzo 23, 2013 in Ciencia, Salud

MARIELA PÉREZ VALENZUELA
Es preciso llamar a la sabiduría y sensibilidad de autoridades y la población en general, en momentos en que el abastecimiento de agua potable continúa siendo un reto en muchas regiones del mundo

Un llamado a la cooperación para el uso más eficiente y sostenible de los recursos hídricos, lo que se traduce en beneficios mutuos y mejores condiciones de vida para hombres y mujeres, niños y niñas, marca la conmemoración este viernes del Día Mundial del Agua.

El 2013 fue declarado por la Organización de Naciones Unidas como el Año Internacional de la Cooperación en la Esfera del Agua, lo que implica un compromiso global mayor para crear una conciencia común en torno a la conservación de ese recurso, cuando muchos países carecen de estrategias nacionales para el uso del agua y en otros se privatiza el sector hidráulico.

Otro día más para llamar a la sabiduría y sensibilización de autoridades y la población en general, en momentos en que el abastecimiento de agua potable continúa siendo un reto en muchas regiones del mundo.

Es esa una de las razones por las que esta fecha no debe convertirse en una de las tantas del calendario que se recuerdan, en esta ocasión con la siembra de un árbol, o situando carteles en alusión a la conmemoración, sin ahondar en la enseñanza de su cuidado y preservación.

Por el contrario, es un día para preocuparnos por la ejecución de acciones concretas que reviertan las cifras alarmantes de cinco millones de seres humanos, la mayoría niños/as que mueren por no tener agua potable en el mundo, y crear conciencia de la importancia de recuperar cuencas y modificar la cultura hídrica que permita conservar y cuidar el agua.

Aun cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) sostiene que la cifra de individuos sin acceso a agua por tubería se redujo a mil 200 millones -¿Cuántas más deben ser, pregunto?-, se requieren mayores acciones oficiales para detener las muertes y enfermedades a causa de la nulidad o escasez de un elemento imprescindible para la vida.

La batalla no está perdida, pero tampoco ganada. Se avanza, pero no al ritmo necesario para acabar con el agobio de quienes residen en países con absoluta falta o gran escasez del vital recurso.

De hecho, entre 2,5 y cinco millones de seres humanos fallecen cada año por carecer de agua potable, y para el 2025 se estima que dos tercios de la población mundial vivirán con una disponibilidad restringida.

Así, el horizonte se torna cada vez más complejo dos décadas después de la Cumbre sobre Desarrollo Sostenible, celebrada en Brasil, en la que el líder de la Revolución cubana, Fidel Castro, alertó que “una importante especie biológica está en riesgo de desaparecer por la rápida y progresiva liquidación de sus condiciones naturales de vida: el hombre”.

Fidel Castro sostuvo en aquella ocasión: “Si se quiere salvar a la humanidad de esa autodestrucción, hay que distribuir mejor las riquezas y tecnologías disponibles en el planeta”.

La crisis podría ser un serio problema en materia ambiental

Hoy, de los siete mil millones de habitantes del planeta, el 18 por ciento vive en los países más desarrollados y el restante 82 por ciento en las llamadas naciones en desarrollo. De ese total, dos mil millones son niños/as y jóvenes de entre 10 y 24 años y 893 millones tienen más de 60 años.

Para Gisela Alonso, presidenta de la Agencia Ambiental de Cuba, diversas fuentes especializadas consideran que la disminución de recursos de agua dulce, en términos de cantidad y el deterioro de su calidad, podría llegar a ser en el presente siglo un serio problema en materia ambiental, constituyendo una fuente de crecientes conflictos por el control de este recurso.

Otro grave problema que amenaza la vida humana es la falta de servicios sanitarios. Se calcula que la mitad de la población mundial carece de ellos, una mayoría en las zonas rurales.

Estas limitaciones, que dicen mucho de los contrastes entre naciones ricas y pobres, son causantes de enfermedades como la hepatitis y el cólera, responsables por la muerte de millones de personas cada año, mayormente de menores, por ser los más vulnerables.

Los pequeños también mueren a causa de dolencias curables como la diarrea debido a la imposibilidad de sus familias de disponer de servicios de salud adecuados.

De acuerdo con Anthony Lake, Director Ejecutivo de UNICEF, cada día más de tres mil niños/as mueren de enfermedades diarreicas, causadas por el uso de aguas en mal estado, no hervidas, o con diferentes usos, que van desde el baño hasta la cocción de los alimentos.

Cuba prioriza el acceso sostenible de la población al agua potable

Cuando Cuba firmó la Declaración del Milenio e hizo suyos los Objetivos de Desarrollo acordados en el 2000, entre ellos lograr la enseñanza primaria universal, erradicar la pobreza extrema y el hambre, mejorar la salud materna, reducir la mortalidad infantil y garantizar la sostenibilidad del medio ambiente, algunos de ellos ya estaban cumplidos mientras se trabaja en otros con avances notables.

De acuerdo con el tercer Informe Nacional sobre el cumplimiento de los Objetivos del 2015 en Cuba, publicado en 2010, elevar el acceso sostenible al agua potable (está en 94,5 por ciento) y a servicios de saneamiento (96,6 por ciento) es un hecho desde hace varios años, según datos del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos.

Cuba trabaja en medio de difíciles condiciones económicas agudizadas por el bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos por el mejoramiento de la calidad de vida de su población.

Eso no impide que el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos impulse un programa encaminado a la solución de abasto y saneamiento, lo que cuesta al país centenares de millones de dólares.

La ingeniera Aymée Aguirre, vicepresidenta del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos, explicó a la emisora Radio Reloj que debido al alto costo del programa hidráulico, la entidad puede acceder a fuentes externas de financiamiento, así como proyectos de colaboración o utilizar aquellos fondos que son redistribuibles para el mantenimiento y desarrollo de la infraestructura construida.

Be Sociable, Share!

No Response to “Día Mundial del Agua: acciones concretas para mejorar la calidad de vida”

Leave a Comment

*