De cómo adaptarse y triunfar en el intento

Publicada Octubre 22, 2014 in La Isla grande, Sociedad

MARIELA PÉREZ VALENZUELA
La percepción de no pocos padres y familiares es que los adolescentes suelen adaptarse a los cambios con la misma facilidad que los adultos.
Pero no es así.

JVENES CUBANOS

Cuando los jovencitos precisan integrarse a un nuevo grupo social –estudiantil, comunitario y otros- suele ocurrir un proceso en el que buena parte de ellos se sienten, preocupados y expectantes. “¿Cómo seré recibido?”, es la ultima pregunta que los asalta antes de recibir el sueño.
Las circunstancias que rodean, por ejemplo, el tránsito de una secundaria básica a un preuniversitario fueron relatadas a Muchacha por dos jóvenes capitalinas
Juliet, quien se incorporó a su actual centro de estudios cuatro días después de iniciado el curso, recuerda que “cuando me vieron se quedaron mirándome y hasta dijeron, porque los oí: esta es la que falta, la que estaba en Varadero”.
No niega que le dio vergüenza sentirse señalada por quienes serían sus amigos los próximos tres años y temía, además, “resultarles antipática”.
Juliet decidió ser ella la que diera el primer paso y se presentó a sus compañeros. El resultado fue una relación de confianza con el colectivo, fortalecida al paso de los días Otra joven que también rompió la frialdad en su primera mañana de preuniversitario es Jennifer García Couso. Lo hizo se manera similar a Juliet. Jennifer, según contó, se presentó, dijo su nombre, la escuela de donde procedía, y comenzó a intercambiar con sus futuros amigos para conocerse mutuamente. Ahí se acabó el hielo inicial.
Pero no todos los adolescentes tienen esa mirada objetiva de quebrar el silencio y ser ellos los que se identifican con el nuevo grupo u otros escenarios sociales, como el vecindario, o clases extras de deporte o de cultura. Algunos necesitan un empujoncito.
Para entender esta etapa juvenil, es aconsejable detenerse en la acera opuesta: ¿qué actitud asumen la mayoría de las agrupaciones juveniles cuando se les une un nuevo miembro?.
Para Raúl Morales, estudiante de técnico medio, lo primero es tratar de descubrir los rasgos personales del recién llegado/a, ya que no es bueno forzar una relación sin sostener antes las primeras conversaciones, fundamentales para conocerse.
Raúl refiere que “si se tratara de una persona tímida le hablaría y hasta le daría detalles sobre el colectivo”.
“Como parte de un grupo, observaría antes cómo es su comportamiento social y estudiantil, su interés por participar en nuestras actividades y luego me le acerco”, refiere por su parte Rolando Márquez, alumno de noveno grado.
Hay que ponerse, dice, en el lugar del que comienza en nuevas escuelas o comunidades, pues tuve un vecino que demoró en adaptarse a su nuevo barrio y los jóvenes que vivíamos allí tuvimos que atraerlo invitándolo a participar en nuestras actividades culturales y deportivas.
Sin embargo, no siempre hay adolescentes desinhibidos, como Juliet y Jennifer.
La personalidad influye mucho y si la familia no ayuda el recién llegado puede hacerse las conjeturas más variadas acerca de lo que le espera en el nuevo medio. Una ayuda inteligente, por supuesto, porque la manera de relacionarse no es la misma para un adulto que para un adolescente y su mundo particular, en el que priman la autonomía y las relaciones con amigos de la misma edad
Expertos consideran que un porcentaje alto de adolescentes se conforma con los hábitos de su nuevo grupo y los acata. Suelen cumplir con sus normas, pero sin romper las propias. Y en algún momento prevalecen sus expectativas personales, que luego transmiten al resto de sus compañeros, aunque algunos quizá nunca lleguen a decir realmente lo que piensan.
Recuérdese que la adaptación es un proceso de modificación de patrones –bien sea personal o grupal- en el cual la persona varía su comportamiento para ajustarse a las normas imperantes en su medio, lo cual es una actitud bastante común en tales edades juveniles.
¿Has vivido algunas de las circunstancias que se presentan en este trabajo periodístico? ¿Logras integrarte a nuevos grupos y hacerte de amigos? ¿Y qué harías para que un nuevo compañero se adapte a un medio diferente? Te dejamos con estas interrogantes para que reflexiones sobre qué debes hacer cuando lleguen ante ti ciertas sorpresas que deparan la vida

Be Sociable, Share!

No Response to “De cómo adaptarse y triunfar en el intento”

Leave a Comment

*