ALBA: Muro de contención a amenazas de EE.UU. a Venezuela

Publicada Marzo 17, 2015 in ALBA, La Isla grande, Politica

MARIELA PEREZ VALENZUELA

La Habana.- Las naciones integrantes de la Alianza Bolivariana para los pueblos de Nuestra América (ALBA) ratificaron su apoyo irrestricto a Venezuela durante una Cumbre Extraordinaria celebrada la víspera en Caracas, ante la amenaza que constituye la Orden Ejecutiva del presidente de Estados Unidos contra la nación suramericana.

VENEZUELA-CARACAS-CUMBRE EXTRAORDINARIA DE LA ALTERNATIVA BOLIVARIANA PARA LOS PUEBLOS DE NUESTRA AMÉRICA

En la cita estaban presentes jefes de Estado y/o gobiernos de Cuba y Venezuela – fundadoras del mecanismo integracionista en el 2004-, Bolivia, Ecuador, Nicaragua, Antigua y Barbuda, Santa Lucía, Mancomunidad de Dominica, y San Vicente y las Granadinas y Haití como país invitado. Granada es observadora en la organización.
Reunidos en el Palacio de Miraflores, sede del gobierno venezolano, líderes de Sur, Centroamérica y El Caribe condenaron la posición del presidente Barack Obama, quien el pasado día 9 emitió una Orden Ejecutiva contra Venezuela al considerarla “una amenaza inusual y extraordinaria a la seguridad nacional” de la mayor potencial imperial del mundo.
Los presidentes de Venezuela, Nicolás Maduro, Cuba, Raúl Castro, Bolivia, Evo Morales, Nicaragua, Daniel Ortega, Primeros Ministros del Caribe, como Gastón Browne, de Antigua y Barbudas, San Vicente y las Granadinas Ralph Gonsalves, San Cristóbal y Nieves, Timothy Harris, el canciller de Ecuador, Ricardo Patiño, entre otros, intervinieron para repudiar la Orden Ejecutiva de Obama y solicitar su inmediata derogación por constituir una flagrante mentira.
En su intervención, el presidente de Cuba destacó que Estados Unidos no se percatan de que nuestros pueblos han decidido, de manera irrevocable, continuar su indetenible avance y batallar por un mundo multipolar y justo, donde tengan voz, esperanza y dignidad los que fueron históricamente excluidos.
El imperialismo estadounidense, afirmó, ha ensayado, sin éxito, prácticamente todas las fórmulas de desestabilización y subversión contra la revolución bolivariana y chavista, para recuperar el control de la mayor reserva petrolera del planeta y asestar un golpe al proceso integrador y emancipador que tiene lugar en Nuestra América.
“La arbitraria, agresiva e infundada Orden Ejecutiva emitida por el Presidente de Estados Unidos contra el Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, calificándolo como una amenaza a su seguridad nacional, demuestra que Estados Unidos puede sacrificar la paz y el rumbo de las relaciones hemisféricas y con nuestra región por razones de dominación y de política doméstica.
“Resulta insostenible la idea de que un país solidario como Venezuela, que jamás ha invadido ni agredido a ningún otro y que contribuye de manera sustancial y altruista a la seguridad energética y a la estabilidad económica de un considerable número de naciones del continente, pueda representar una amenaza para la seguridad de la potencia más poderosa de la historia.”
Durante la Cumbre Extraordinaria se puso de manifiesto que las naciones del ALBA respaldan la dignidad, valentía y posición constructiva del presidente Maduro, quien incluso tendió la mano a Obama para iniciar un diálogo respetuoso basado en el derecho internacional y el respeto mutuo, que conduzca a la derogación incondicional de la Orden Ejecutiva del Presidente Obama y a la normalización de sus relaciones, según destacó también Raúl Castro.
El presidente Maduro ratificó que la Orden del mandatario estadounidense “es la declaratoria más grave que se ha hecho en la historia de Venezuela”, país que desde 1999 bajo el mandato del líder bolivariano Hugo Chávez lleva adelante una Revolución Socialista que desató la furia del imperialismo norteño y la derecha internacional.
La Cumbre estableció como principio que Venezuela es una nación de paz, mientras que la postura injerencista de Estados Unidos, como precisó el líder boliviano Evo Morales, atenta a la paz en toda Latinoamérica, a la democracia y a la paz social.
En igual sentido, el canciller ecuatoriano Ricardo Patiño declaró que “la amenaza y el riesgo para la paz la constituye la política imperialista”.
El ALBA lanzó un mensaje claro a Estados Unidos: el apoyo es irrestricto de todos los países a Venezuela, rechazo a la Orden Ejecutiva, América Latina y El Caribe es una zona de paz y se declara en contra de cualquier intento injerencia contra alguno de sus Estados.
En la cita, que culminó en horas de la noche, los países integrantes del ALBA suscribieron la Declaración de Caracas, que recoge los criterios expresados en apoyo a Venezuela y la formulación de una nueva arquitectura diplomática en la zona y el espíritu de los criterios vertidos por los dirigentes asistentes a la histórica cita caraqueña.

Be Sociable, Share!

No Response to “ALBA: Muro de contención a amenazas de EE.UU. a Venezuela”

Leave a Comment

*